miércoles, 29 de febrero de 2012

Curso sobre traducción audiovisual en el Colegio de Traductores de la Prov. de Santa Fe 1º Circ.

El Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe - 1ra. Circunscripción - ha organizado el curso TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL, a cargo del Traductor Público Daniel Yagolkowsky  destinado a traductores y estudiantes de traductorado de todos los idiomas.
 
DÍAS: 09 y 10 de marzo de 2012.
 
HORARIOS: viernes 09 de marzo de 18:30 a 21:30 hs.
                    sábado 10 de marzo de 10.00 a 13:00 y de 14:00 a 17:00 hs.
 
LUGAR: San Martín 2819 - 2do. Piso.- Santa Fe.
 
ARANCEL: Matriculados y estudiantes $ 190 
                 Público en general: $ 230
 
INFORMES E INSCRIPCIÓN: San Martín 2819, 2do Piso, Oficina 6.
 
HORARIOS DE ATENCIÓN: Lunes, miércoles y viernes de 08:30 a 12:30 hs; martes y jueves de 15:00 a 19:00 hs.
 
Esperando su participación, los saludamos cordialmente.

Comisión de Perfeccionamiento
CTPSF - 1ra Circ..

Guion: seis claves para usar este signo

Ortografía de la Lengua Española de la RAE
Foto: © archivo Efe / Jeffrey Arguedas


El guion (-) es un signo ortográfico distinto de la raya (—) que, entre otras funciones, sirve de unión entre palabras u otros signos. A continuación se ofrecen seis claves para usarlo adecuadamente:
  1. Establece distintas relaciones circunstanciales entre nombres propios: trasvase Tajo-Segura, enfrentamiento Agassi-Sampras.
  2. Une dos adjetivos que se aplican a un nombre, siempre que cada uno de ellos conserve su forma plena: [análisis] lingüístico-literario, [lección] teórico-práctica. En estos casos, el primer adjetivo permanece invariable en forma masculina singular, mientras que el segundo concuerda en género y número con el sustantivo al que se refiere.
  3. Establece relaciones entre conceptos, que pueden ser fijas (calidad-precio, coste-beneficio), o bien circunstanciales (conversaciones Gobierno-sindicatos). En estos casos el guion tiene un valor de enlace similar al de una preposición o una conjunción (conversaciones entre Gobierno y sindicatos).
  4. Une dos gentilicios que conservan su referencia independiente: [relaciones] germano-soviéticas, [frontera] chileno-argentina. El primer elemento permanece invariable, mientras que el segundo concuerda en género y número con el sustantivo; además, cada elemento conserva la acentuación gráfica que le corresponde como palabra independiente: [película] ítalo-francesa.
  5. Une un prefijo con la palabra a la que acompaña cuando esta empieza por mayúscula, es una sigla o un número: anti-OTAN, anti-Mussolini, sub-18, super-8.
  6. Entre cifras, indica un intervalo: las páginas 23-45; durante los siglos X-XII o períodos (1998-1999; curso académico 71-72).
Fuente: Fundéu

Enlace: http://www.fundeu.es/recomendaciones-G-guion-seis-claves-para-usar-este-signo-1250.html

jueves, 23 de febrero de 2012

De teclas y teclados...

De teclas y teclados…


El teclado es junto al ratón la principal herramienta que usamos para interactuar con el ordenador. A través de sus teclas jugamos a juegos, accedemos a programas y, sobre todo, nos comunicamos. Conocer el funcionamiento del teclado nos permite no solo escribir un correo electrónico de trabajo, sino también añadir expresividad a los mensajes [ :-) ] o respetar las particularidades de cada lengua (España se escribe con ñ).
La mayoría de los teclados tienen entre 80 y 110 teclas, casi todas con el mismo tamaño y forma y colocadas a la misma distancia. Hay teclas alfanuméricas, que tienen asignadas una función cuando las pulsamos; pero también hay otras que esconden múltiples caracteres cuando las combinamos con otras teclas (Alt + 2 es igual a @).
En los países occidentales los teclados siguen una distribución de teclas parecida. Esta estructura recibe el nombre de QWERTY porque las seis primeras letras que aparecen en la primera fila comenzando por la izquierda siguen esa secuencia. Esta disposición del teclado ya aparecía en las máquinas de escribir, para mecanografiar más rápido usando las dos manos cuando tecleamos la mayoría de las palabras.
El teclado QWERTY se amolda a las peculiaridades de cada país, se adapta a sus normas ortográficas y caracteres específicos. Así, por ejemplo, en Alemania se llama teclado QWERTZ y en Francia AZERTY porque esas son las seis teclas más usadas en sus respectivas lenguas. A diferencia del resto, los teclados para usuarios de España e Hispanoamérica incluyen la letra ñ y facilitan la acentuación de las palabras.
Incluso entre países que comparten la misma lengua la distribución de teclas es sensible a algunas particularidades. La principal diferencia entre el teclado español y el hispanoamericano es la ausencia de cedilla (ç). Otras peculiaridades tienen que ver con las teclas modificadoras: para escribir la arroba se pulsa Alt + 2 en el teclado español. Sin embargo, en la disposición hispanoamericana hay que emplear Alt + Q.
Unicode es el sistema responsable de que nuestros mensajes lleguen a su destinatario sin perder ningún carácter por el camino. Otros lenguajes de codificación sin dimensión internacional tienen problemas de compatibilidad y muestran caracteres incorrectos o ilegibles, también conocidos como mojibakes.
Unicode en cambio está presente en la mayoría de los sistemas operativos, navegadores web y plataformas, como Twitter o Gmail. En total, más del 60 % de la web es compatible con este estándar de codificación, que abarca más de un millón de caracteres para la mayoría de los alfabetos (desde el chino al ruso) y usa un código de lenguaje único para cada carácter.
Con Unicode podemos utilizar de forma correcta signos como la raya (—), semirraya (–) y el menos (−). También es ideal para añadir expresividad en nuestra escritura mezclando letras e iconos gracias a su extensa librería de símbolos.
Para conocer Unicode con más profundidad y saber cómo introducir caracteres fácilmente es recomendable darse una vuelta por su web oficial.
Los sistemas de escritura han evolucionado hasta ser posible escribir sin la necesidad de un teclado, tan solo con la voz. Estas utilidades se han popularizado en dispositivos móviles y consisten en la traducción de órdenes de voz en letras que después pueden tener distintas formas de expresión, desde un correo electrónico a un texto de opinión.

Fuente: Fundéu

Enlace: http://www.manualdeestilo.com/espanol-global/de-teclas-y-teclados/

viernes, 17 de febrero de 2012

«Pacto presupuestario» mejor que «pacto fiscal»

pacto presupuestario mejor que pacto fiscal

17/02/2012
El símbolo del Euro entre las banderas española y griega, frente al parlamento de la Unión Europea en Bruselas (23/6/2011)
Foto: © archivo Efe / Julien Warnand


La expresión pacto fiscal, traducción habitual en los medios de fiscal compact, puede resultar ambigua en español, por lo que se recomienda traducirla por pacto presupuestario.
El adjetivo fiscal tiene en inglés un doble sentido, que puede dar lugar a cierta confusión cuando se traduce al español. Por un lado alude a lo 'relativo a aspectos tributarios o impositivos', pero por otro, a 'la relación entre ingresos y gastos públicos', es decir, a la política presupuestaria de un país, que en inglés se denomina fiscal policy.
En el caso del fiscal compact, pacto que se abordó en la cumbre del pasado 30 de enero como parte del nuevo Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria, no solo los medios, sino también diversas instituciones lo tradujeron como pacto fiscal, cuando, dado que se refiere al control presupuestario de las Haciendas públicas, hubiera resultado más apropiado traducirlo por pacto presupuestario.
Se recomienda por tanto, tal como propone el servicio de terminología del Consejo de la UE, traducir el adjetivo inglés fiscal por presupuestario, de la Hacienda pública o de las finanzas públicas y restringir el uso de los adjetivos españoles fiscal, impositivo, tributario y contributivo para traducir el término inglés tax.

Fuente: Fundéu

Enlace: http://www.fundeu.es/recomendaciones-F-pacto-presupuestario-mejor-que-pacto-fiscal-1249.html

jueves, 16 de febrero de 2012

«Papanatismo literario colonizado». Dime qué pone...

Dime qué pone

14 FEB 2012 - 19:43 CET

Nunca se traducirá bastante. Pero no todo lo que se traduce merece la pena, ni por el original (la mayoría de las veces), ni por la propia traducción. Que hay malos traductores (como malos columnistas, como malos editores) es un truismo demasiado constatable en la apresurada producción editorial de nuestros días. Pero vaya usted a explicárselo al lector frustrado que ha pagado por liebre y recibe gato. Y conste que, desde hace muchos años, tengo claro que el primer responsable de una mala traducción es el editor: él es quien contrata (y a veces reincide) al mal traductor (quizás para pagarle una miseria sin que rechiste) y, sobre todo, el que debe llevar a cabo el control de calidad del producto que vende. Toda mala traducción publicada es, en el peor de los casos, un fraude y, en el mejor, una falta de respeto.
De la importancia social y cultural de los traductores, auténticos coautores de los libros que hacen inteligibles para otros, se ha dicho casi todo, aunque no sea suficiente. Como tampoco lo es recordar de vez en cuando la precariedad de sus condiciones laborales. Menciono sólo algunas: el salario que perciben se ha movido en los últimos años muy por debajo del coste de la vida; a menudo no se respetan los términos de sus contratos (por ejemplo, su derecho a revisar últimas pruebas); la negociación del porcentaje de sus regalías es una auténtica pesadilla que, en última instancia, sigue dependiendo de la generosidad del editor (sé de uno tan cutre, tan cutre, que, cuando uno de sus libros comenzó a venderse con brío, encargó una nueva versión para poder rebajar el porcentaje de derechos del traductor).
Pero no todo lo que se traduce se lo merece. Se calcula que sobreviven en el mundo unas 7.000 lenguas, lo que, según todas las posibles combinatorias, daría casi 25 millones de pares entre las que podrían traducirse textos. Los datos no son míos: los proporciona David Bellos, profesor de francés y responsable del departamento de traducción de Princeton, en Is That a Fish in Your Ear? (Particular Books: 12,10 libras; 9,99 en Kindle), que es uno de los más estimulantes, divertidos y eruditos libros sobre el arte de la traducción que he leído. Claro que la realidad global es diferente: el 80% de las traducciones que se realizan en el planeta son del inglés, la lengua hegemónica del Imperio. Los anglohablantes, en cambio, no pueden disfrutar más que de un raquítico 8% de traducciones de las otras lenguas del mundo, lo que da una idea de su autosuficiente provincialismo cultural.
En España los libros traducidos supusieron casi el 22% del total de los publicados en 2011, un porcentaje culturalmente saludable. Pero un 47% de las traducciones a las lenguas españolas se hicieron del inglés, lo que a todas luces resulta exagerado. Como la mayoría corresponde a novelas, y la actual narrativa en inglés no es tan espectacularmente buena, debemos concluir que por el mundo editorial circula libremente el bacilo de lo que podríamos denominar “papanatismo literario colonizado”.
Todo el libro de Bellos constituye una encendida defensa de la traducción y de sus profesionales. Y lo hace contándonos su historia (de la Biblia a Google, sobre cuyo traductor automático vierte opiniones provocativas) y sus anécdotas, pero también reflexionando acerca de los diferentes modos en que el arte de traducir ha sido entendido por diferentes culturas, o defendiendo con argumentos la versión “sentido a sentido” frente a la literal de “palabra a palabra”. Si aman las traducciones y a quienes las hacen, no se pierdan este libro. Y si no pueden (o no quieren) leerlo en inglés (o en francés: Flammarion lo ha publicado con el título de Le poisson et le bananier), crucen los dedos para que algún editor inquieto le encargue la traducción a un profesional eficiente al que pague convenientemente. El libro y su futuro lector se lo merecen.

Enlace: http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/14/actualidad/1329245030_435214.html

martes, 14 de febrero de 2012

Reiterar algo o reiterarse en algo, no reiterar en algo

reiterar algo o reiterarse en algo, no reiterar en algo

14/02/2012
Miembros del 'Movimiento 140! contra la reducción del límite de velocidad a 110 km/hora, Madrid (España, 2011)
Foto: © archivo Efe / Kote


Reiterar algo o reiterarse en algo son expresiones adecuadas para referirse a la acción de expresar o hacer algo de nuevo, pero no reiterar en algo, que es una mezcla de las dos.
En las noticias aparece en ocasiones este verbo en la forma indebida, como en los siguientes ejemplos: «El candidato reiteró en la necesidad de disminuir el precio de los combustibles» y «El ministro ha reiterado en que no se va subir el IVA».
En ambos casos, o bien hay que eliminar la preposición en, o bien hay que añadir el pronombre se, tal como se puntualiza sobre este verbo en el diccionario Clave, de modo que en los ejemplos lo adecuado hubiera sido: «El candidato reiteró la necesidad de disminuir...» o «El candidato se reiteró en la necesidad de disminuir...» y «El ministro ha reiterado que...» o «El ministro se ha reiterado en que...»,
También podría optarse, si el contexto lo permite, por emplear el verbo insistir, como «El candidato insistió en la necesidad de disminuir el precio de los combustibles».

Fuente: Fundéu

Enlace: http://www.fundeu.es/recomendaciones-R-reiterar-algo-o-reiterarse-en-algo-no-reiterar-en-algo-1233.html

lunes, 13 de febrero de 2012

Uso de las minúsculas en español

USO DE LAS MINÚSCULAS EN ESPAÑOL (1 DE 5)

Portada del sitio Tex y Tipografía Casos donde la mayúscula se aplica indebidamente
Aunque abundan las reglas acerca de las mayúsculas (también llamadas versales), con diversos grados de detalle y de fiabilidad, rara vez se habla de los casos donde el uso de la minúscula es más apropiado. Las siguientes páginas ofrecen información sobre palabras o expresiones donde a menudo se usan mayúsculas de modo innecesario.

Leer el artículo completo.

Enlace: http://www.fundeu.es/noticias-articulos-uso-de-las-minusculas-en-espanol-1-de-5-6532.html

Recursos para escribir bien en español

Recursos web para escribir bien en español

Les propongo un viaje digital, una ruta de conocimiento por una selección de sitios web donde adquirir habilidades relacionadas con el lenguaje, la ortografía o la gramática. Habilidades relacionadas con el arte de escribir.

Charles Duncombe es un empresario británico, consejero delegado de Justsaypleas, un conjunto de sitios de venta por internet (viajes, finanzas, móviles, etc.). Hace unos meses declaró categóricamente que «Un sitio web con faltas de ortografía puede reducir las ventas hasta en 50 %». Y aún fue más allá al afirmar que el gran problema para las empresas en línea no es la tecnología, sino la búsqueda de personal que sepa escribir correctamente.
Pues sí, seguro que ya lo han entendido, se habrán dado cuenta de que el 99 % de lo que se comunica por internet se hace mediante la palabra escrita. ¡Tecnología de vanguardia basada en habilidades de toda la vida!
Escribir bien no es difícil, al contrario, pero claro, hay que poner voluntad, ganas y un poquito de tiempo. Afortunadamente tenemos la tecnología de vanguardia que nos ayuda, y mucho, a adquirir esas antiguas habilidades. Todo está aquí, en la red.
Les propongo un viaje digital, una ruta de conocimiento por una selección de sitios web donde adquirir habilidades relacionadas con el lenguaje, la ortografía o la gramática. Habilidades relacionadas con el arte de escribir.
Disfruten, este arte lo merece.
  • Cervantes – Literatura: en el área de Literatura del Instituto Cervantes hay una amplia variedad de monográficos sobre grandes figuras de las letras hispánicas: poetas, prosistas y dramaturgos.
  • Cervantes Tv: navegando y navegando se llega al canal de televisión del Cervantes que aloja un excelente material didáctico: unas 147 entrevistas a diferentes escritores.
  • Diccionarios.com: sitio en el que Vox y Larousse ofrecen un servicio básico gratuito.
  • Enciclopedia Libre Universal en Español: @enciclolibre en Twitter. Una enciclopedia libre y gratuita en español en la que todos pueden colaborar. Actualmente almacena 47 689 artículos y 13 395 imágenes.
  • Google Libros: búsqueda, visualización o descarga de libros libres de derechos. Comentarios, recomendaciones, etc.
  • Google Traductor: imprescindible.
  • Gutenberg.org: fue el primer gran proyecto de recopilación de libros electrónicos gratuitos. El fundador, Michael Hart, inventó el libro eBook en 1971. Aunque la interfaz está en inglés hay numerosos libros electrónicos en español.
  • OpenThesaurus-es: diccionario de sinónimos. Otra herramienta imprescindible.
  • Ortografía: una herramienta que ayuda, mediante ejercicios prácticos, a escribir mejor.
  • Pregunte, las bibliotecas responden: ¿conocían la existencia de este sitio? Pues sí, es un servicio de información pública en internet, a través del correo electrónico y web, gestionado de forma cooperativa entre bibliotecas de las diferentes comunidades autónomas, y coordinado por la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura. Funciona 24 horas, 365 días al año y se comprometen a contestar en un plazo máximo de tres días. Las preguntas pueden tratar sobre cualquier tema puntual y concreto. En la web hay una sección de recursos, un estupendo repositorio de enlaces a sitios especializados con contenidos educativos.
  • Rae: diccionarios y consultas lingüísticas. Sitio de la Real Academia Española de la Lengua.
  • Thefreedictionary: una genial herramienta que, personalmente, uso con mucha frecuencia. Diccionarios en trece idiomas.
  • Wikilibros: una colección de libros de texto, manuales y otros textos pedagógicos de contenido libre, que se escriben y editan colaborativamente al igual que Wikipedia. Más de 184 libros en español.
  • Wikipedia: la primera parada de toda búsqueda de conocimiento. El mayor proyecto colaborativo de la historia. Es la enciclopedia de contenido libre que todo el mundo puede editar. Actualmente dispone de 861 931 artículos en español. Proyecto de la fundación Wikimedia.
  • Wikiquote: colección de citas. Otro proyecto de Wikimedia.
  • Wikisource: libros libres de derechos. Un proyecto de Wikimedia, hermano de Wikipedia, cuya intención es crear un compendio libre de textos de fuentes primarias (autores) en cualquier idioma, así como de traducciones de textos.
  • Wiktionary: el diccionario que todos pueden editar. Con más de 64 014 entradas. De Wikimedia.
  • Wordreference: uno de los diccionarios de idiomas más usado de la Red (entre los 500 «sitios» más visitados en el mundo). Fue creado por el norteamericano Michael Kellogg en 1999.
¿Nos dirían qué otros recursos y herramientas usan y para qué?

SOBRE EL AUTOR/A

Soraya Paniagua es consultora. Lleva en internet desde Terra… y en el periodismo 12 años. Puedes leerla en su blog y seguirla en Twitter.

TRUCO

Además, no te olvides de la Fundación del Español Urgente, de su web y de la Wikilengua del Español.

Fuente: Fundéu
Enlace: http://www.manualdeestilo.com/herramienta/recursos-web-para-escribir-bien-en-espanol/


sábado, 11 de febrero de 2012

Lanzan blog para difundir uso correcto de nuestra lengua

Profesores de la Universidad de Piura crearon el blog Castellano Actual, para aquellos que tengan alguna duda gramatical u ortográfica sobre el español.

Lanzan blog para difundir uso correcto de nuestra lenguaEl blog Castellano Actual será difundido en las redes sociales. (Foto: Facebook)
Lima. Profesores de las Facultades de Humanidades y Educación de la Universidad de Piura crearon el blog Castellano Actual, con la finalidad de difundir los usos correctos de nuestra lengua.
Se trata de un espacio concebido para generar mayor interacción con los alumnos y con todo tipo de público que tenga alguna duda gramatical u ortográfica sobre el idioma español.
La nueva bitácora reunirá algunos artículos escritos para Verborum, una columna clásica del diario Correo de Piura, la cual aparece todas las semanas en este medio.
En este espacio, los textos se actualizarán constantemente. De este modo, el lector encontrará respuestas a muchas inquietudes sobre el uso de palabras o expresiones propias del español en general, así como del habla peruana, con un lenguaje claro y sencillo.
El proyecto
La intención de los autores del blog es aprovechar el alcance de Internet para generar un mayor grado de difusión de las columnas; también se difundirá a través de las redes sociales, mediante las cuentas en Facebook y Twitter.
En esta primera etapa del proyecto se publicarán artículos diarios y noticias relacionadas al contenido del blog; sin embargo, a mediano plazo se tiene planificado difundir videos en donde los profesores expliquen diversos temas con un enfoque ágil y práctico.
Fuente: Universia

Enlace: http://peru.com/actualidad/lanzan-blog-difundir-usos-correctos-nuestra-lengua-noticia-41306

viernes, 10 de febrero de 2012

Reseña: Diccionario de atentados contra el idioma español

Reseña: Diccionario de atentados contra el idioma español


Esta misma semana, mantuve una conversación con un profesor sobre el concepto de motivación en las clases. Según me decía, muchos de sus alumnos se quejan de que los profesores no les motivan lo suficiente en clase. Él, sin embargo, considera que los alumnos deben venir motivados de casa, pues la enseñanza universitaria no supone una obligación para el alumnado, sino una decisión que, a priori, es consciente y libre.
En la misma conversación, surgió la cuestión relacionada con el uso de la lengua. Este profesor, cuya materia nada tiene que ver con las letras, se quejaba amargamente de la redacción de los trabajos que sus alumnos les presentan y también del uso de numerosos símbolos y abreviaturas que le resultan totalmente incomprensibles e impropios de la lengua. “La culpa es de la tecnología, de los móviles y de los chats”, me decía. También me denunciaba la gran cantidad de faltas de ortografía que observaba y, además, señalaba algo curioso: “Cuando ven que otro alumno comete una falta de ortografía, se burlan abiertamente. Sin embargo, son incapaces de darse cuenta de sus propios errores, en ocasiones más graves que aquellos de los que hacen mofa.”
A propósito de estas dos cuestiones, motivación y faltas de ortografía, me vino a la mente un libro con el que me divertí y me divierto a menudo, al tiempo que repaso ciertas expresiones incorrectas de la lengua española. Por eso, quería dar a conocer este documento insólito que podría lograr en parte del alumnado motivación y diversión a la hora de aprender sobre el buen uso de la lengua.
La obra en cuestión lleva por título “Diccionario de atentados contra el idioma español”, de Juan Aroca Sanz y publicado por la editorial Rescate, una firma que cuenta con libros sumamente curiosos y entretenidos.
En sus quinientas páginas, este diccionario recopila expresiones, términos y locuciones incorrectos que podemos escuchar a diario. Hasta aquí, podría parece que no es más que una versión o burda imitación de, por ejemplo, “El dardo en la palabra”. Pues no. En absoluto. El “Diccionario de atentados contra el idioma español” no solo recoge las incorrecciones y la manera correcta de expresarse, sino que además lo hace con humor, ironía y, en ocasiones, sarcasmo. Por este motivo, uno logra aprender al tiempo que esboza más de una sonrisa o incluso disfruta de alguna que otra carcajada.
Es probable que se hayan dado cuenta del llamativo término que aparece en el título: “atentados”. La elección no es aleatoria, sino que el autor se vale de este término para establecer, al inicio del libro, una serie de penas o condenas con las que sancionar el uso incorrecto del lenguaje. Así pues, según sea la metedura de pata del hablante o escribiente, Aroca Sanz propone distintas condenas en función de la gravedad: admonición o tarjeta –como en el fútbol-, arresto domiciliario, multa, campo de reeducación, jardín de infancia, calabozo, cárcel, cadena perpetua, hoguera e incluso horca.
Este libro, que será de gran utilidad para cualquier traductor, muestra gran cantidad de extranjerismos que vemos a diario en el español. Para la gran mayoría, el autor propone pena de cárcel, cuando no de horca.
Por último, debo decir que el ejemplar que tengo en mis manos, una edición ampliada y corregida de 2007, contó con la colaboración de algún colega de profesión, como el traductor e intérprete jurado Raúl García Pérez.


Enlace: http://tenesor.wordpress.com/2012/02/09/resena-diccionario-de-atentados-contra-el-idioma-espanol/

Cine: claves para una buena redacción - BBVA Fundéu

cine: claves para una buena redacción

10/02/2012
Subasta de una de las cámaras de Charlie Chaplin en Londres (Reino Unido, 2007)
Foto: © archivo Efe / Daniel Deme


Los medios de comunicación hacen en ocasiones un uso innecesario y abusivo de palabras y expresiones extranjeras en las informaciones relacionadas con el mundo del cine: estrenos, festivales, entregas de premios, etc.
A continuación se repasan algunos extranjerismos muy utilizados en este ámbito y se proponen alternativas en español:
1. Biopic: proviene de la expresión biographic picture; es preferible emplear biografía o película biográfica.
2. Backstage: entre bastidores o entre bambalinas.
3. Celebrity: en español existen las palabras famoso y celebridad.
4. Glamour: glamur.
5. Indie: mejor cine independiente.
6. Performance: es un espectáculo, representación o actuación.
7. Ranking: aunque se admite el uso de la forma ranquin, es más recomendable emplear lista, tabla clasificatoria, clasificación o escalafón.
8. Remake: según el Diccionario panhispánico de dudas puede traducirse por (nueva) versión o adaptación, según el caso.
9. Script: en el mundo del espectáculo, guion, libreto, argumento. También se emplea este témino para referirse al responsable de continuidad en la grabación.
10. Soundtrack: su equivalente en español es banda sonora.
11. Target o target group: tiene equivalentes como público, público objetivo, grupo objetivo o grupo de destinatarios.
12. TV movie: anglicismo que define ‘películas de breve duración producidas para ser transmitidas por televisión’o ‘series cortas que se suelen emitir durante varios días’. Se recomienda decir película para televisión, telefilme o miniserie, en función de cada caso.
13. Thriller: película de suspense o, en América, de suspenso.
14. Trailer: está adaptada al español escrita con tilde (tráiler) por ser una palabra llana terminada en consonante distinta de n o s; su plural es tráileres. También es adecuado empelar avance.
15. Western: las Academias aceptan la grafía adaptada wéstern (plural wésterns) tanto para el género cinematográfico como para la película de dicho género, aunque con este último significado recomiendan la expresión película del Oeste.
Si se opta por utilizar las expresiones inglesas, lo apropiado es escribirlas en cursiva (o entrecomilladas si no puede emplearse la cursiva) por tratarse de términos no españoles.
También se escriben en cursiva los títulos de las películas: «Chico y Rita opta al premio de mejor película de animación».
Se recuerda, además, que el género cuyo contenido se basa en hipotéticos logros científicos y técnicos del futuro se denomina ciencia ficción (separado y sin guion).

Enlace:http://www.fundeu.es/recomendaciones-C-cine-claves-para-una-buena-redaccion-1227.html

jueves, 9 de febrero de 2012

Los errores de mi primer año como traductor autónomo

Traducción

Los errores de mi primer año como traductor autónomo

El tiempo pasa volando, o eso me parece a mí. Hace ya un año que estoy dado de alta como autónomo y cada día que pasa estoy más seguro de que tomé la decisión correcta. Eso sí, hoy toca hacer examen de conciencia  porque he cometido algunos pecados que debo corregir si quiero mejorar como profesional.
¿Cuáles son mis miserias? Todas están relacionadas con el tiempo. Y también, en parte, con el temor de tener que acabar empeñando la cadenita de oro que me regalaron por mi primera comunión para seguir pagando la cuota de la Seguridad Social (que es algo así como la menstruación de un autónomo: sabes que te la cobran todos los meses y que «duele» más o menos en función de lo que hayas ingresado ese mes).
  • Sentir pánico en épocas de poco trabajo. Recuerdo que marzo fue un momento especialmente duro. Me había pasado todo el mes de febrero embarcado en dos proyectos de bastante volumen y, de la noche a la mañana, no recibía nuevos encargos. Es decir, me pasé de optimista —creía que tendría ese volumen de trabajo todos los meses— y cuando pasé tres semanas sin recibir prácticamente ningún correo de mis clientes me di de bruces con la realidad. Lo peor fue que apenas aproveché ese tiempo, pues estaba pendiente en todo momento del correo electrónico. Al final, evidentemente, mis clientes se volvieron a acordar de mí.

    Propósito para este año: aprovechar el tiempo libre cuando no haya trabajo a la vista y no pensar tanto en el dinero, que para algo tengo un fondo para imprevistos.
  • No saber decir «no». Existen las épocas de poco trabajo, pero también existen las de mucho trabajo. Me encontré varias veces en la siguiente situación: tengo un encargo de bastante volumen entre manos y otro cliente contacta conmigo para ofrecerme un nuevo proyecto, que también me apetece hacer. Como a) pienso que si le digo que no a ese cliente, no me volverá a llamar y b) soy un goloso, acabo por aceptar también ese encargo. Como consecuencia, acabo echando más horas al día de las que debería para tener los dos encargos listos a tiempo.

    Propósito para este año: negociar los plazos de entrega o no aceptar más proyectos que los que pueda atender.
  • Tener la sensación de no aprovechar el tiempo. «No he leído aquel artículo sobre tal programa para el ordenador», «al final no he escrito la entrada para el blog» o «ni siquiera he visto de qué se hablaba hoy en Twitter». Son cosas que me suelen reconcomer al final del día. Como asalariado, percibía mi trabajo como una parcela de media hectárea ya cultivada. Como autónomo, a veces tengo la sensación de que estoy en un páramo de diez hectáreas de superficie y que yo solo debo encargarme de plantarlo, abonarlo, regarlo, quitarle las malas hierbas y, de paso, atender a esa chica de la que estoy enamorado y que todos los días viene a hablar conmigo (la procrastinación). Acaba el día y parece que todavía está todo por hacer. Pero casi nunca es así.

    Seguramente se habrán quedado muchas cosas en el tintero, pero la mejor forma de avanzar en los grandes proyectos es mediante pequeños pasos. Y todos los días damos unos cuantos, aunque no los percibamos a primera vista. Siempre hay que tener presente que ser un buen traductor es un proyecto a largo plazo con una infinidad de objetivos por cumplir que no se pueden alcanzar en un solo día. Y como se suele decir, el mejor momento no es aquel en el que alcanzas el éxito (de la forma que sea), sino todo el recorrido que has hecho hasta recoger los frutos (que, por cierto, creo que son más sabrosos que los que recoge cualquier asalariado).

    Propósito para este año:  establecer tareas y objetivos más concretos, en vez de lamentarme por todo lo que está por hacer.
Y vosotros, ¿habéis hecho examen de conciencia? ¿Con qué piedras habéis tropezado o seguís tropezando en vuestro camino?

Enlace: http://www.vidadetraductor.com/2012/02/09/los-errores-de-mi-primer-ano-como-traductor-autonomo/

gastro-, nuevo significado

gastro-, nuevo significado

09/02/2012
Escuela de Hostelería
Foto: © archivo Efe / Carlos Díaz


Palabras como gastrobar, gastroteca o gastrofestival, aunque no figuren en los diccionarios, están bien formadas y por ello no es necesario destacarlas ni con cursiva ni con comillas.
En las noticias relacionadas con la gastronomía cada vez es más frecuente la aparición de gastro- como prefijo, no solo en las denominaciones de congresos o establecimientos, sino también en nombres comunes, como en «El centro contará con un pequeño gastrobar para dar a conocer los productos de la región».
El elemento gastro-, en origen, se empleaba específicamente para lo relacionado con el estómago: gastritis, grastrointestinal.
Sin embargo este elemento compositivo sirve ya también para formar palabras que se refieren a la gastronomía y las artes culinarias, en especial cuando aluden a la degustación de comida, como gastroguía y gastroeconomía, entre otras.

Fuente: BBVA Fundéu

Enlace: http://www.fundeu.es/recomendaciones-G-gastro-nuevo-significado-1230.html

domingo, 5 de febrero de 2012

«Guía para contratar buenos servicios de traducción».

«• Resista a la tentación de hacerla usted mismo.
Hablar no es igual que escribir. La fluidez verbal no garantiza que su escritura sea la correcta. Si, en sus negocio, habla una lengua extranjera para tratar con socios o clientes, su acento y vocabulario, la mayor parte del tiempo, sonará a extranjero. Podría ser importante; o no.
Si el deseo de su empresa es proyectar una imagen internacional, un traductor le ofrecerá un enfoque más adecuado a la cultura y la lengua a que enfoca sus negocios. En muchas culturas, el uso extraño de su lengua, más que divertir, enfada».


http://www.freewebs.com/activati/contratar%20buenos%20servicios%20traduccion.pdf

Crónica sobre la visita de la Dra. Alicia Zorrilla en Rosario

CRÓNICA
Conferencia de la Dra. Alicia María Zorrilla
Por Aldana Michelino

           El viernes 28 de octubre, en el salón de   actos de la Federación Gremial del Comercio e Industria, se llevó a cabo la conferencia a cargo de la Dra. Alicia María Zorrilla «¿Qué lugar tienen las normas lingüísticas en la escritura del siglo XXI, organizada por el Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe (2da Circ.) como parte de las actividades abiertas a todo público programadas por la institución. Esta fue una excelente oportunidad para reunirnos los traductores y estudiantes de Rosario y alrededores, ya que la entrada era gratuita y los interesados solo tenían que inscribirse con tiempo.
        
       Como de costumbre, la visita de Alicia fue muy grata y productiva, y esta se mostró con la frescura y la humildad que la caracterizan. El lugar estaba colmado de asistentes deseosos de escucharla, por lo que la oradora no se hizo esperar. En el marco de una lectura didáctica y entretenida, realizó un análisis crítico sobre la actualidad del uso de la lengua y de las producciones orales y escritas. Sobraron los ejemplos; todos graciosos, aunque lamentablemente ciertos. No dejó ningún tema sin tocar y habló sobre los diferentes errores que provocan la pereza y el desgano a la hora de utilizar la lengua: la ambigüedad, el uso inadecuado de los verbos, las tautologías, los errores ortográficos, la trasgresión de las reglas de concordancia, el uso de los verbos o expresiones galicados, los famosísimos anglicismos y los pleonasmos, entre muchos otros.
            Para finalizar, los asistentes hicieron consultas e intercambiaron opiniones con la disertante. Luego de las dos horas que duró la conferencia, Alicia aprovechó para sacarse fotos con el equipo del Colegio y los participantes. No podríamos haber concluido un año productivo como fue el 2011 de mejor manera. Todos nosotros, agradecidos.

Acerca de la disertante
La Dra. Alicia Zorrilla es Presidenta y Directora Académica de la Fundación LITTERAE, Miembro de Número de la Academia Argentina de Letras y Miembro correspondiente hispanoamericana de la Real Academia Española. Este año coordinó el dictado de clases del Curso de traductor corrector científico-técnico-jurídico -convenio entre el Colegio de Traductores de la Provincia de Santa Fe (2da. Circ.) y la Fundación Litterae-  a cargo las docentes Mariana Bozetti y Estela Servente.  

©   Aldana Michelino

Enlace: http://www.traductoresrosario.org.ar/site/noticia.php?id=47